Por enviar este mensaje especial, el papa rompió el protocolo… ¡de nuevo!

Share Button

Un oficial del equipo de prensa de la Policía Metropolitana de Bogotá le pidió unas palabras para los uniformados.
El subintendente Germán López Escobar se acercó al sumo pontífice y le hizo esa petición especial a la entrada de la Nunciatura Apostólica, en Bogotá, informó Noticias RCN.

Primero, les agradeció por la protección que le han brindado durante su estadía en la capital:

“A todos los miembros de la policía metropolitana de Bogotá, y a todos los que nos han colaborado para que mi paso por aquí fuera sereno y tranquilo”.
Después, les envió algunas palabras de aliento y, por su puesto, no dejó atrás la petición que siempre hace de rezar por él:
“Que dios les pague los esfuerzos, bendiga a cada uno de ustedes, a sus familias, y por favor no se olviden de rezar por mí. Que Dios los bendiga a todos”.
Antes de mandar ese mensaje, el papa se tomó una fotografía con el subintendente López y esa imagen la capturó el jefe de seguridad del sumo pontífice.

Vale la pena recordar que el santo padre ya se había saltado la etiqueta, justo cuando llegó a Bogotá desde Roma (Italia). Cuando hacía su recorrido por Catam, Francisco decidió saludar de forma especial a los soldados heridos en combate. En aquella ocasión, también tuvo un trato especial con las víctimas del conflicto armado.

Share Button