¿Qué le dieron al médico Fabián Herrera? Ojo: así están drogando a jóvenes para robarlos

Share Button

El Clonazepam, sustancia de uso psiquiátrico, es mortal cuando se mezcla con alcohol. Medicina Legal habla sobre los mitos y verdades detrás de esa modalidad.

Carlos Valdés, director de Medicina Legal, advirtió que la sustancia suministrada a Fabián Herrera fue Clonazepam, “una sustancia que hace parte de unos medicamentos de uso restringido – de uso siquiátrico – que se formulan para personas que padecen de depresión aguda”.

Añade que esta es “una sustancia depresora del sistema nervioso central que genera somnolencia, relajación muscular, pero que en dosis muchos más elevadas o asociadas a sustancias como el alcohol potencializan el efecto llevando a una depresión muscular, depresión respiratoria, que fue precisamente la causa con la que se produjo la muerte del doctor Fabián”.

Sustancias médicas para fines criminales

El doctor Valdés advirtió que cada vez es más frecuente que los químicos destinados para pacientes con problemas médicos sean incluidos por los delincuentes para reducir a sus víctimas y así robarles.

Pese a que solamente se comercializan a personas autorizadas con sus respectivas fórmulas, existe un mercado negro que las distribuye entre el crimen organizado que tiene como fin aprovecharse de los incautos.

Su vía de administración también permite que circule libremente, pues no cambia el color de las bebidas con las que se mezclan, la mayoría de veces licor. Tampoco emite un olor característico y no altera las propiedades del líquido.

Efectos producidos

“Se recomienda no aceptar ningún tipo de ingesta de alimentos, bebidas o dulces, o trago, de personas extrañas”. La advertencia la realiza el director de Medicina Legal, pues es común que se utilice esta vía para suministrar las drogas.

Los efectos se empiezan a manifestar con pérdida de la voluntad. Posteriormente aparecen síntomas como somnolencia, mareos, desconcentración, descoordinación, confusión e incapacidad para distinguir.

Cuando hay sobredosis es común experimentar vértigo, dolor en el pecho, trastornos de ritmo cardíaco y pérdida de la capacidad para respirar.

Share Button