Fiscalía pedirá la máxima condena contra Rafael Uribe Noguera

Share Button

Fiscalía pedirá la máxima condena contra Rafael Uribe Noguera

Por cuestiones de seguridad, el arquitecto participará de la diligencia a través de videoconferencia desde la cárcel La Picota.

Este miércoles se adelantará la audiencia de acusación contra Rafael Uribe Noguera, confeso asesino de la niña Yuliana Samboní y quien, por cuestiones de seguridad, participará de la diligencia a través de videoconferencia desde la cárcel La Picota sitio de reclusión.

La Fiscalía cuenta con 30 pruebas forenses que presentará en la audiencia de acusación, entre ellas, la confirmación de que un aceite que el arquitecto había pedido a domicilio junto con cigarrillos y un encendedor, es el mismo con que estaba cubierto el cuerpo de la niña y con el cuál se intentó borrar cualquier huella posible.

La prueba reina la logró Medicina Legal y se trata de los rastros en el cuerpo de la menor, los cuales pertenecen a Uribe Noguera. Esta evidencia fue la última en entrar al expediente y lo hizo solo hasta que el propio arquitecto llamó a la fiscal para aceptar cargos.

Además de esto, los investigadores lograron recolectar 57 pruebas documentales que le servirán de sustento para pedir una pena de 60 años por los delitos de feminicidio, acceso carnal violento y secuestro simple, todos en condición de agravados.

La Fiscalía también cuenta con la inspección de la camioneta y del apartamento donde fueron encontradas prendas de la pequeña Yuliana Samboní.

De igual forma, en el expediente están las declaraciones de al menos cuatro testigos: unos lo vieron en el momento del secuestro en el barrio Bosque Calderón en Bogotá; otros lo vieron en el trascurso del recorrido del primer apartamento al que llevó a la menor,  y otros lo vieron en traslado al edificio Eqqus 66 donde perdió la vida la menor.

Otra información clave es la encontrada en los celulares y computadores, los cuales fueron analizados por investigadores de Estados Unidos qué ayudan, no solo a establecer todas las personas que participaron directa o indirectamente del crimen, sino a descubrir una red de prostitución.

Por último, el informe médico que da cuenta que Rafael Uribe Noguera ingirió drogas y alcohol después de cometer el crimen para dilatar el proceso y ser declarado como inimputable.

Share Button